A pocas horas de terminar el  2022 es momento de hacer balance y de también mirar hacia el futuro. Quien más, quien menos, todos tenemos buenos propósitos para el Año, pero muchas veces se quedan en nada. ¿Es bueno marcarse nuevos propósitos? ¿Qué podemos hacer para cumplirlos?

Siempre es muy útil, echar de vez en cuando la vista atrás, y hacer balance de los logros alcanzados los últimos meses o en el presente. Y el fin de año es un buen momento. Esto nos sirve para analizar qué hemos hecho bien, en qué nos hemos equivocado, qué deberíamos cambiar y cómo mejorar.

Y una vez hecho este análisis, es muy recomendable también, marcarnos nuevos retos en un periodo de tiempo medio largo y el nuevo año que se nos presenta es una buena opción.

Marcarse nuevo retos es beneficioso para nuestro bienestar y salud

-Momento de reflexión: dedicar un tiempo a hacer balance y meditar en lo que nos gustaría lograr nos ayuda a conocernos mejor.

-Herramienta antiestrés. Dedicar tiempo a nuevas tareas que realmente nos motivan e ilusionan, es una de las mejores formas de mantener el estrés a ralla, y desconectar de nuestra rutina.

-Empodérate: al marcarte nuevos retos, eres tú el que decide en qué invertir tu tiempo y ocio.

-Te sientes mejor: finalmente, todo esto contribuye a que mejorar tu calidad de vida y bienestar.

¿Y cómo conseguir que estos propósitos no se queden en nada?

Pese a hacer el ejercicio de reflexión y de balance, en muchas ocasiones no llegamos a cumplir con los propósitos de nuevo año, que solemos abandonar al poco de emprenderlos.

Uno de los principales obstáculos para conseguirlos es nuestra mente, que nos pone miles de excusas y la pereza, acaba ganando. Pero lo más importante, es que no conseguimos cumplirlos porque estos propósitos están mal definidos.

Para que este año los cumplas todos, revisar que tus metas sean:

Específicas: marca claramente qué quieres lograr y cuándo.

Mesurables: que puedas saber claramente cuándo lo has logrado.

Positivas: haz tu planteamos siempre en positivo, elimina el no.

Realista: sé coherente con tus posibilidades, no pidas imposibles.

Motivación: lo más importante es que te ilusione.

Con estas premisas, ya puedes comenzar a hacer balance y marcarte nuevos retos para este año. Coge papel y lápiz, y adelante